in

Cubretuberías de Isover

 La solución para aislar tuberías de pequeño y mediano diámetro parte siempre del empleo de coquillas: cilindros huecos cuya sección es una corona circular de diámetro interior equivalente al de la tubería a aislar. La diferencia entre radios de la corona equivale al espesor de aislamiento que debemos definir en cada caso.

Los cubretuberías son un producto eficaz y de fácil instalación para el aislamiento de tuberías de calefacción

Entre los diferentes materiales que pueden constituir una coquilla, las lanas minerales tienen la ventaja de ser incombustibles, resistentes a la mayoría de los agentes químicos y a la acción de la luz solar. De entre las lanas minerales, la lana de vidrio moldeada formando capas concéntricas posee una rigidez y una resistencia mecánica y térmica superiores a la lana de roca para un peso equivalente.

Si a las coquillas de lana de vidrio ISOVER les incorporamos un revestimiento de aluminio reforzado obtendremos las CUBRETUBERIAS. Para agilizar el montaje, el revestimiento finaliza en una pestaña autoadhesiva de 4 cm que coincide con la abertura practicada en la generatriz de la coquilla.

Cuando las instalaciones de tuberías están a cubierto y no están expuestas a los golpes, el revestimiento exterior de aluminio reforzado aporta una protección y un aspecto estético idóneos, haciendo innecesaria la protección mediante chapa de aluminio o acero galvanizado.

Una instalación se compone, básicamente de tramos rectos y de curvas. En los tramos rectos, una vez que se introduce la coquilla CUBRETUBERIAS sobre la conducción a aislar, tan sólo es necesario realizar la operación de despegar la cinta transferidora de protección de la lengüeta y adherir ésta sobre el cuerpo de la CUBRETUBERIA , si bien es necesario tomar en cuenta algunas mínimas precauciones.

1. La superficie del CUBRETUBERIAS ha de estar razonablemente limpia, sobretodo de grasa y del exceso de polvo, ya que de otra manera el adhesivo de la cinta transferidora no cumpliría su misión (simplemente: no adhiere).

2. Antes de cerrar la lengüeta ha de hacerse una ligera presión de cierre sobre la coquilla, de manera tal que los dos bordes de la apertura de la generatriz tomen contacto entre sí, evitando fugas de energía o en el caso de tratarse de tuberías de calefacción, escapes de calor que pudieran afectar al adhesivo de la lengüeta.

3. En tramos horizontales debe cuidarse que la lengüeta de las CUBRETUBERIAS esté formando alero  para que algún derrame accidental de líquido sobre la instalación o las gotas de condensación no penetren en el interior del conjunto.
 Las uniones entre CUBRETUBERIAS se realizan por medio de cintas adhesivas de aluminio, estudiadas y adecuadas a la temperatura que han de soportar. En el caso de las CUBRETUBERIAS la temperatura exterior del aluminio nunca ha de ser superior a 80º C. La CINTA CUBRETUBERIAS debe ser de aluminio liso de 30 micras de espesor y 50 mm de anchura mínimos y no debe llevar hilos de refuerzo ni papel Kraft.

Los codos se solucionan con una técnica similar a la de los tramos rectos, si bien se cortan en inglete que depende del radio de curvatura , montando los trozos sobre el codo adecuadamente y encintando las uniones posteriormente.

Las uniones en «T» y los injertos se solucionan de manera similar sin ninguna dificultad .

 Consideraciones normativas

Los equipos e instalaciones de calefacción de los edificios (incluido el aislamiento térmico de equipos y conducciones) están regulados por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, con el fin de racionalizar la utilización de la energía en las instalaciones térmicas destinadas a aportar de forma segura y eficiente, los servicios de calefacción, climatización y producción de agua caliente sanitaria, en los edificios.

Las exigencias del mínimo aislamiento térmico planteado en el nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) han permitido la reducción de los espesores de las CUBRETUBERIAS. Esta reducción ha traído consigo ventajas para el mercado como son la disminución de los precios de venta y la oferta de coquillas revestidas de menor volumen.

El RITE, en su Instrucción Técnica Complementaria ITE 03.13 referente al cálculo del aislamiento térmico en instalaciones define los espesores mínimos de aislamiento térmico para tuberías y accesorios .

Paralelamente se ha procedido a sustituir el anterior revestimiento exterior por uno compuesto de aluminio de mayor gramaje y malla de fibra de vidrio de refuerzo, eliminando el papel Kraft. Con ello se consigue mejorar aún más el comportamiento al fuego del producto.

El producto CUBRETUBERIAS está certificado con la marca AENOR (número 020/983).

 Enlace www.isover.net

Sistema Deprot

Paymo de Trapoan