in

Cubiertas vegetales para la eficiencia energética

La cubierta es de los últimos pisos siempre están sometidos a mayores temperaturas en épocas calurosas y más frío  en invierno que otros niveles del edificio. Las cubiertas vegetales pueden cambiar por completos estosproblemas:protejer, impermeabilizar, aislar térmicamente y acústico y además ofrecen protección frente a la radiación solar y aprovechan el efecto amortiguador de la temperatura que tiene la tierra gracias a su inercia térmica, de modo que se reducen tanto las pérdidas como las ganancias excesivas de energía o calor a través de la cubierta.

 Este efecto supone un aumento de las condiciones de confort y, a largo plazo, un ahorro energético por climatización.

Mejora de las condiciones ambientales y espacio naturalizado
Además de la protección solar, las cubiertas vegetales tienen otras propiedades. Por un lado, mejoran estéticamente el edificio, al ganar un espacio vivo y que cambia con las estaciones. Por otro lado, la cubierta verde mejora el microclima del entorno, porque la superfície del tejado se convierte en un lugar mucho más fresco, las plantas aportan humedad y mejoran la calidad del aire al absorber CO2 y proporcionar O2.

 Cuando la cubierta además es utilizable, se gana un espacio naturalizado para el recreo o incluso para el cultivo de alimentos.
Respecto al agua, la vegetación y el sustrato retienen los aportes pluviales de modo que se reduce la escorrentía. Si la cubierta incluye un sistema de aljibe, además se realiza una acumulación y aprovechamiento del agua de lluvia.

Para saber más: www.traber.es/Cubierta%20verde.htm
 

Cuatro municipios recibirán un millón para rehabilitar edificios y espacios públicos

Gutexthermowall