in

Cambio climático y negocios

La conciencia ecológica y la lucha contra el cambio climático se han convertido en tema de interés social. Muchas empresas ya están haciéndose eco de la tendencia y aprovechan esta oportunidad para diversificar su negocio tradicional o iniciar nuevas actividades más ‘verdes’ y rentables. Este informe de Cinco Días da algunas pistas de cómo es este vínculo entre ambiente y negocios.

Una oportunidad. Más allá de las iniciativas para salvar el planeta y su biodiversidad, desde un punto de vista menos altruista y más económico, el cambio climático es, sin lugar a duda, una razón para que las empresas despierten y aprovechen las modificaciones que se avecinan con una visión de futuro.

Y es que, a partir de ahora, el que se quede quieto pone en riesgo su forma de vida, la rentabilidad y supervivencia de su propio negocio. Muchos sectores tradicionales desaparecen tal y como se vienen produciendo desde siempre y resurgen a base de tendencias diferentes.

Otras empresas innovadoras se posicionan con fuerza en los nuevos nichos de mercado que favorecen lo verde. Ante la desaceleración económica que el mundo globalizado atraviesa, estas compañías tienen en su mano el reto de alzarse con el liderazgo mundial de la tecnología limpia.

 En palabras de Nani Beccalli, presidente de GE International, la innovación tecnológica medioambiental ‘no es una cuestión ideológica, es provechosa desde el punto de vista financiero’.

Echando un vistazo a los sectores que han sido motor de la economía española, como el turismo o la construcción, cae por su propio peso que las vacaciones de sol y playa necesitan una renovación.

La presión urbanística en las costas y la escasez mayor de recursos tan vitales como el agua, cuya calidad empeora por la altísima demanda, agravan la realidad avalada científicamente de que el Mediterráneo será una de las zonas que más sufran la desertificación provocada por el alza de las temperaturas.

Por poner un ejemplo, si el desierto llega a España, entrará por Alicante. Además, ¿qué podrá ofrecer el país a los alemanes y suecos si de repente uno puede nadar y tomar el sol a 30 grados en las costas del mar Báltico?

Enlace : www.comunicarseweb.com.ar/biblioteca/noticias-08/0509.html

Vivienda destinará 800 millones para rehabilitar edificios

Veteco : Proyección exterior del salón