in

Cambia la ley para asegurar la actividad de los aeropuertos

La pesadilla cotidiana que vive Villar asusta. Pero los datos que exhiben desde el otro lado de la batalla apabullan. Un informe de AENA cuantificaba en 1.125 millones de euros las pérdidas que acarrearía el cumplimiento de una sentencia que consagraba el «derecho fundamental a la intimidad domiciliaria» de unos vecinos que todos los días soportan el estruendo de los aviones.

«¿Qué te parecería si el chalé que compraste hace 20 años pierde el 30% de su valor de la noche a la mañana? ¿Y si además te machacan porque no te dejan vivir tranquilo ni a ti ni a tu familia?». Quien formula la pregunta es Pepe Villar. Conoce la respuesta de primera mano, porque eso es lo que le ha sucedido en su casa de La Granjilla, una urbanización cercana a San Sebastián de los Reyes (Madrid).

«Los aviones transoceánicos te despiertan a las siete de la mañana y ya siguen todo el día. En verano, cuando estamos en el jardín, es insoportable. Tenemos que hablar a gritos», continúa.

 «Los aviones transoceánicos te despiertan a las siete de la mañana y ya Siguen todo el día. En verano, Cuando estamos en el jardín, es insoportable. Tenemos que hablar a gritos», continúa.

 Y, lo que parece aún más importante en tiempos de paro masivo, unos 47.000 puestos de trabajo que desaparecerían en aras del derecho al descanso. Además, la sentencia hacía peligrar las cuantiosas inversiones de British Airways en Iberia.

Se trata de cálculos elaborados por una de las partes en el conflicto, cuya credibilidad ponen en duda los que se tragan los ruidos. Son pegas comprensibles. Lo difícil de negar es que AENA eligió bien el momento para publicar este informe.

Tan sólo dos días después de que el estudio saliera a la luz, el Consejo de Ministros anunció un cambio de ley que los afectados recibieron como un jarro de agua fría.

Leído en : www.elpais.com/articulo/sociedad/Mejor/ruido/paralisis/elpepisoc/20091215elpepisoc_1/Tes

Obras de aislamiento, carpintería exterior y aseos en el instituto Catalina de Lancaster de Santa María la Real de Nieva

Congreso de Arquitectura Sostenible