in

Cada hogar rehabilitado ahorrará 280 euros anuales en la factura energética

 La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha cifrado hoy en 280 euros al año el ahorro de la factura energética de cada uno de los 400.000 hogares que se van a rehabilitar con las ayudas del Plan Renove, previstas en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012.

La ministra, que ha comparecido en la comisión mixta Congreso-Senado para el estudio del Cambio Climático, ha destacado que la rehabilitación energética será la principal aportación de su departamento al nuevo modelo de sostenibilidad impulsado por el Gobierno.

Además, ha insistido en que la crisis no solo es una oportunidad sino que «es una obligación para reconvertir el sector de la construcción residencial».

A su juicio, este sector deberá reequilibrar su actividad y atender «sobre todo» a lo que ya está edificado.Corredor ha dejado claro que hay que actuar sobre el parque de edificios ya construidos, porque «incluso si los nuevos fuesen tan eficientes que no generasen emisiones, no se conseguiría reducir las emisiones del sector».

A este respecto, ha recordado que el consumo energético del parque edificado y del proceso de construcción pueden suponer la tercera parte del total de las emisiones de gases de efecto invernadero en España.

Además del ahorro económico que supone la rehabilitación, la ministra se ha referido al estudio Rehenergía, en el que participa el Ministerio de Vivienda, según el cual una rehabilitación energética correcta podría disminuir las emisiones de CO2 entre un 10 y un 30 por ciento.

Corredor ha explicado que el 47 por ciento de los objetivos del Plan de Vivienda se dedican a rehabilitación integral, que suponen 2.000 millones de euros, a los que hay que sumar los 110 millones que el Plan E ha destinado a este fin.

Tras señalar que el Código Técnico de la Edificación ha actuado sobre los edificios de nueva construcción, ha reconocido que «tenemos aún un camino que recorrer en la eficiencia energética de los edificios preexistentes».

Por ello, su ministerio está trabajando junto con el de Industria para poner en marcha la certificación energética de los edificios ya construidos, que se llevará al Consejo de Ministros «en pocas semanas» para su aprobación como real decreto.

Esta medida permitirá clasificar al edificio de la A a la G en función de su eficiencia energética.

Noticia leída en : www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5iPKg9lTicxVxhs1wJOn7JigH66pg

Congreso de Arquitectura Sostenible

Aislar para ahorrar