in

Arquitectura bioclimática, el futuro de la edificación

La arquitectura bioclimática se basa en la aplicación de sistemas energéticos renovables y/o eficientes, tales como el aumento del aislamiento térmico o la instalación de sistemas de energías renovables, que permitan lograr las condiciones de control térmico adecuadas en el interior de los edificios consumiendo la menor cantidad posible de energía.

Según Jordi Bolea «Las viviendas son responsables de más del 40% del consumo energético de la UE. Si a esto le sumamos que actualmente nos enfrentamos a una situación de agotamiento de los recursos energéticos de origen fósil y a las consecuencias ambientales derivadas del exceso de consumo de este tipo de energías, la construcción de viviendas sostenibles (de escasa demanda energética) se convierte en una necesidad  para la sociedad». 

 El proyecto de Sotavento aplica los principios básicos de la arquitectura bioclimática:
– Orientación: la vivienda está orientada en sentido Sur-Norte para aprovechar al máximo la energía solar.
– La volumetría del edificio se adapta a las condiciones climáticas y ambientales de Galicia.
– Aislamiento térmico de la envolvente (cubierta, fachada y suelo) con sistemas constructivos de lana de roca que permiten optimizar los flujos energéticos, rechazando el calor en verano y captándolo en invierno.
– Iluminación mediante una galería acristalada con funciones bioclimáticas de acumulación de aire cálido en invierno para la posterior recirculación hacia las diferentes estancias de la edificación.
– Aplicación de sistemas de energías renovables y/eficientes:
– Sistema solar fotovoltaico
– Sistema solar térmico para el uso sanitario y calefacción
– Sistema eólico
– Biomasa: caldera de 25 kW
– Bomba de calor geotérmica

Para saber más: www.sotaventogalicia.com 

Fundación Sotavento Galicia

Hispalyt valora positivamente la entrada en vigor de la nueva normativa contra el ruido