in

Andimat apuesta por el aislamiento térmico como la medida más eficaz de ahorro energético en viviendas

Según datos de Andimat, Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes, el incremento de las exigencias de aislamiento es la medida más eficaz para el ahorro energético, entre un 30 y un 50%, lo que ayudaría a disminuir la dependencia energética del país.

En el caso de los edificios nuevos es necesaria una revisión de la actual normativa, CTE-HE1, esta medida ya está contemplada en el Plan de Acción 2008-2012. Para esta revisión, Andimat propone realizarlo por etapas con un objetivo más ambicioso que el simple aumento de las exigencias térmicas, dicho objetivo debe ser que en 2020 se llegue a las «casas pasivas» o de bajo consumo de energía. El potencial de ahorro de energía en edificios nuevos con estos criterios sobre aislar según el CTE, se cifra en un 30-50%.

Para ello, hay que agotar primero las posibilidades que puede aportar el aislamiento como medida estática que cumple su función durante toda la vida útil del edificio, no precisa mantenimiento y se amortiza en 2-4 años. Seguidamente se debe actuar sobre las instalaciones y posibles aportaciones de las energías renovables.

También debe apoyarse la certificación energética de los edificios implementando medidas para que se construya con el objetivo de alcanzar calificaciones A y B. Para esto, un buen aislamiento es indispensable.

Si hablamos del parque edificatorio existente, más del 70% de los edificios, éstos son auténticos depredadores de energía al haberse construido la mayoría de ellos sin criterios adecuados de protección térmica. Potenciar la rehabilitación energética de los mismos con aislamiento se convierte en la manera más eficaz, sencilla y barata para reducir su consumo energético y disminuir las emisiones de CO2.

«Por ello, creemos que el Gobierno debe seguir apostando por desarrollar medidas más contundentes para paliar el crecimiento ascendente y sostenido del consumo de energía que los hogares españoles vienen experimentando los últimos 15 años y el aislamiento térmico es la respuesta a esta problemática» comenta Luis Mateo, director general de Andimat.

Enlace : www.construnario.com/notiweb/titulares_resultado.asp?regi=20395
 

Huesca es una de las ciudades que se benefició del programa ARI

Cuando los edificios también mudan de piel