in ,

Aislar con corcho

A la hora de elegir un material para aislar paredes o suelos hemos de tener presente que el corcho es un producto natural
que se extrae del tronco y ramas del alcornoque .

Lo encontramos en capas que son  más gruesas cuanto mayor sea el árbol . 
Sus plantaciones se extienden por toda la parte occidental del Mediterráneo, en especial en la Península Ibérica.

El corcho está compuesto por células muertas y aire y sus particularidades se conocían ya hace siglos, aunque se destinaba a la fabricación de productos para la pesca y tapones pero muy poco para la construcción.
 Es como aislante que empieza su uso en la construcción y decoración.

El corcho se retira del árbol una vez cada década, aproximadamente.
La primera capa que se extrae, aproximadamente cuando el árbol tiene unos quince años, es el llamado corcho bornizo. La calidad aumenta progresivamente en las sucesivas extracciones.

La versatilidad de este material proviene de sus características. Gracias a la alta proporción de aire que contiene, su densidad es muy baja y, por tanto, muy ligero. La suberina, que es la sustancia que se produce en la transformación de la celulosa, lo convierte en impermeable tanto a gases como a líquidos, y lo hace maleable y resistente.

Es un excelente aislante tanto térmico como acústico, que lo hace ideal para convertirse en revestimiento de paredes  En construcción se utiliza en forma de paneles, elaborados con corcho prensado.

6 Comments

    Isolar Confortlux

    Floormate