in

Aislamiento de cubiertas

Se llama cubierta a la parte superior de la techumbre de los edificios y, por extensión, a la estructura sustentante de dicha techumbre.

A la hora de acometer una cubierta  tanto en obra nueva como en rehabilitación tendremos en cuenta dos factores: Aislar e impermeabilizar

Aislamiento: acústico  y térmico

Acústico: Para evitar el ruído aéreo

Térmico: Para evitar la pérdida de energía a través de una zona tan sensible.

Como sabemos, el aire caliente se eleva. Este aire no se escapa sólo por las paredes y las ventanas, sino en gran parte por el tejado. El aislamiento de la buhardilla es por consiguiente prioritario: sólo el aislamiento podrá evitar en invierno la fuga del aire caliente, y en verano el recalentamiento de la casa.

Los últimos estudios sobre pérdida de energía en el hogar revelan que el aislamiento del techo puede reducir un 35% los gastos en calefacción. Para asegurarnos de que el calor no se escapa por esta parte de la casa, hay que aislarlo con algún material indicado para tal fin y cuyo grosor supere las dos pulgadas.
Para combinar el aislamiento acústico y térmico de los tejados se recomienda  lana mineral (de vidrio o de roca). Ofrece aislamiento térmico, acústico y resistente al fuego, contrariamente a los paneles de espuma sintética que son más inflamables y menos aislantes acústicos.
Debemos evitar los desperdicios de calor disimulando las juntas con cinta adhesiva especial.
En el caso de un tejado plano, el aislamiento se tiene que colocar por obligación sobre la construcción del tejado. Aplicado por debajo provocaría inevitablemente la aparición de la condensación. Al contrario, la manera de aislar un tejado en pendiente depende del uso que se ha hecho de la buhardilla. Si está revestido se colocará el aislante sobre las pendientes del tejado.
Para prevenir la condensación, un buen aislamiento no tendrá que dejar pasar el aire. Utilice por ejemplo una lana mineral con revestimiento de kraft o aluminio, y vigile que no se rompa. También podemos utilizar un film de polietileno

También podemos aislar la cubierta acondicionando una cámara de aire.
Los techos de césped son una solución menos habitual sobre planchas que mantengan fresco el techo, por lo que en primer lugar se precisará de un buen aislante contra la humedad. Recomendado para lugares cálidos.

Aislamiento Acústico

Aislamiento eléctrico