in

Ahorrar energía con un buen diseño bioclimático

La empresa Somfy,  especializada en diseño y fabricación de motores y controles para la automatización de espacios residenciales y comerciales, tiene una excelente medida para contribuir al ahorro energético del país tanto en las oficinas como en los hogares. Se trata de la solución arquitectónica denominada “aislamiento dinámico”, la que se basa en el uso de la luz solar como fuente de energía para el hogar y las oficinas y que garantiza un clima confortable para todos los habitantes de ese espacio.

La clave del sistema está en las soluciones arquitectónicas que posibilitan una entrada máxima de luz natural, sin los inconvenientes que la luz directa del sol provoca. Aquí las protecciones solares ajustables son indispensables pues ayudan a reducir los contrastes en las horas punta del día, evitan el deslumbramiento y pueden crear una atmósfera especial.

 Estas protecciones deben ser automatizadas ya que de ser ajustadas manualmente se utilizan con menos frecuencia pues generalmente se sitúan sobre ventanas o persianas difíciles de operar y de gran tamaño. Además, permite que las protecciones solares actúen de forma programada cuando nadie está en el edificio.

 ¿Cómo opera el aislamiento dinámico? Este sistema funciona al colocar persianas y protecciones en la fachada con el fin de controlar el intercambio térmico. Esto permite una fluctuación de los valores G (coeficiente de ganancia de calor solar) y U (coeficiente global de transferencia de calor) que a su vez garantizarán continuamente los valores óptimos, únicamente posibles por medio de la automatización.

 El coeficiente global de transferencia de calor (U) mide la tasa de transferencia de calor a través de la zona de la ventana. Cuanto más bajo sea el valor U, mejor será el aislamiento.

 Para medir el rendimiento del aislamiento dinámico se deben combinar los valores U para los dispositivos de cristales y de sombreado: un acristalamiento simple con una protección solar puede proporcionar un valor U que es inferior al de doble acristalamiento.Al igual que es importante reducir la transferencia de calor a través de las aberturas, también es esencial aprovechar el calor libre proporcionado por el sol durante el invierno.

 El coeficiente de ganancia de calor solar (G) mide la transmisión de energía solar a través de las ventanas. Un bajo SGHC (aprox. 0,4) permite limitar la ganancia de energía en verano, pero también la contrarresta en invierno. Lo ideal sería que el coeficiente de ganancia de calor solar G fuera bajo durante el verano para reducir la ganancia de calor pasiva y elevada durante el invierno para aprovechar una fuente gratuita de calor.

 Esto puede lograrse mediante la combinación de protecciones solares y acristalamiento, así como la orientación estratégica del edificio de acuerdo a sus necesidades de calefacción y refrigeración. Esta es la base del Aislamiento Dinámico. Además, las protecciones solares automáticas son clave en la optimización de la captación solar.

 Durante el invierno, las persianas están programadas para cerrarse con el fin de evitar la pérdida de calor, mientras que en el verano, las persianas reaccionan a los sensores y se bajan automáticamente para limitar el efecto invernadero. 

Para saber más de este sistema  y sus servicios contacte :   www.altonivel.com.mx

Como hacer una buena selección de materiales para aislamiento termico

Uponor en Solar Decathlon Europe