in

Adigsa y el Ayuntamiento de Planoles rehabilitan con Rockwool

El proyecto de rehabilitación de la antigua casa de la Guardia Civil en Planoles, actualmente convertido en viviendas de alquiler, pretende mejorar el confort térmico de los inquilinos y reducir el consumo energético.Todo ello gracias a las obras de rehabilitación que consisten en la aplicación de un aislamiento térmico un 30% superior al exigido por el CTE y a otras medidas pasivas.

El Departamento de Medi Ambient i Habitatge de la Generalitat de Catalunya, a través de la empresa pública Adigsa, y el Ayuntamiento de Planoles (Ripollès) han confiado en Rockwool para desarrollar el proyecto.

«El objetivo es comprobar, a través de la monitorización, cómo el aislamiento térmico de las cuatro caras envolventes y de la cubierta de una vivienda permiten un importante ahorro en el consumo energético» explica Jordi Bolea, responsable del proyecto y del Departamento de Reglamentación Técnica y Certificación de productos de Rockwool.

La rehabilitación, clave para mejorar las viviendas
Una de las soluciones claves para la construcción sostenible es la implantación de medidas pasivas de rehabilitación energética, basadas en el aumento de los niveles de aislamiento de los edificios.

En este bloque de viviendas se han aplicado soluciones constructivas por encima de las nuevas exigencias marcadas por el nuevo Código Técnico de la Edificación. «Desde Rockwool queremos dar un paso adelante e ir mas allá de lo exigido por el CTE para potenciar la eficiencia energética de las viviendas. Por ello, en Planoles hemos incrementado en un 30% (respecto al CTE) las soluciones de aislamiento sobre los muros exteriores y la cubierta del edificio» explica Jordi Bolea.

Resultados: Mejora del confort y reducción del consumo de gas natural
Según Jordi Bolea, «A nivel medioambiental, el aislamiento térmico de las viviendas supone un importante ahorro en el consumo energético que se refleja en una disminución estimada del 30% en la factura eléctrica de los inquilinos. Todo ello  sin perder calidad ni confort térmico (dado la climatología de la comarca) y una consecuente reducción de las emisiones de gases CO2».

Otro de los valores añadidos que se espera obtener gracias a la rehabilitación es la mejora del confort acústico,  que permitirá a los residentes mejorar su calidad de vida.

El proyecto pretende cuantificar las mejoras (condiciones de confort y consumo) conseguidas en el edificio, comparando la situación antes de la rehabilitación y después de ella.

Durante el año previo a la rehabilitación se han monitorizado los datos de consumo de gas, electricidad, agua caliente sanitaria, temperatura interior y exterior, humedad interior y exterior del edificio así como la velocidad del viento en la localidad de Planoles. «Una vez finalizadas las obras, seguiremos controlando los niveles de consumo para poder establecer el ahorro energético y de la factura de gas obtenido por las familias en función de la climatología» afirma el responsable del proyecto.

Para realizar estas evaluaciones de confort de los inquilinos y consumo energético del edificio se han colocado sensores de humedad y temperatura en las salas de estar y los distribuidores que aseguren una óptima climatización.

Además, se ha instalado una estación meteorológica en la cubierta del edificio, que registra los datos climáticos en tiempo real para su posterior estudio y análisis por el equipo de expertos de Rockwool.

Soluciones de aislamiento eficiente:
Fachada
La solución de rehabilitación adoptada ha sido el sistema de fachada Render: combinado de aislamiento térmico y acústico compuesto por el panel de lana de roca Coverock 35 de Rockwool, panel de doble densidad y 80 mm de espesor y un acabado de mortero monocapa.

Ventanas y puertas
En los marcos de ventanas y puertas se ha sustituido la anterior carpintería de madera por carpintería de aluminio con ruptura del puente térmico, con acabado de madera por la cara interior y acristalados con doble vidrio tipo 6/12/4. Las cajas de persiana disponen de aislamiento térmico y las persianas son de láminas de aluminio con aislamiento en el interior.

Cubierta: aislamiento del último forjado
La cubierta del edificio es inclinada formada por tabiquillos de ladrillo hueco cerámico. Para aislarla térmicamente se han instalado sobre el último forjado dos soluciones Rockwool: Borra Rockprime 004 de 100 mm de espesor, para aislar las zonas de difícil acceso y puntos singulares de la cubierta y Confortpan 208 de 75 mm de espesor en el resto de la cubierta.

Para más informacion contactar con Rocío Cintas García
[email protected]
Rambla Catalunya 114. 1º-2ª, 08008 Barcelona
Teléfono: +34.93.419.69.66
www.comunicacionbcn.com 

AIDICO organiza unas jornadas dedicadas a la nueva instrucción del hormigón estructural

Frontek amplía su gama de soluciones para revestimiento de fachadas cerámicas