in

Ruído, Insonorizar y reclamar judicialmente

Tres familias de Manacor residentes en el centro de la ciudad se han visto obligadas a insonorizar sus respectivas habitaciones de descanso debido al sucesivo incremento del ruido durante las noches de los fines de semana. El problema radica en la proliferación de los bares nocturnos y pubs y el creciente éxito que está adquiriendo el centro de la ciudad como lugar de diversión para los jóvenes.

Las tres familias que han procedido a la insonorización de sus locales se han dirigido a los juzgados con todas las facturas y han presentado una denuncia reclamando al Ayuntamiento que asuma los costes de las obras realizadas.

Los denunciantes apelan a su derecho al descanso. Este rotativo ha tenido conocimiento del trámite de tres expedientes en los juzgados de Manacor, donde se demandan daños y perjuicios por los efectos del ruido nocturno. Solicitan una indemnización y el pago de las obras de insonorización. Los denunciantes prefieren permanecer en el anonimato hasta que el juzgado tome una resolución.

 Un representante de estas familias ha confirmado a este medio la presentación de la demanda y que en la misma solicitan que el Ayuntamiento pague las obras realizadas en las viviendas. «Somos vecinos anónimos y no buscamos ningún protagonismo, sólo buscamos el amparo de la Justicia puesto que por las buenas, hablando con los responsables municipales y los propietarios de los locales nocturnos, no hemos conseguido nada».

Según la denuncia y las facturas presentadas puede observarse que las tres familias han realizado obras en paredes, techo y suelo, con aislantes homologados de varios centímetros de ancho, dejando cámara de aire para neutralizar las ondas y la contaminación acústica. El precedente está en una vecina de la céntrica calle Jaume Domenge que se vio obligada a precintar la habitación donde dormía que daba a la vía publica y trasladar su cuarto al extremo opuesto de la casa.

La polémica de los ruidos nocturnos prosigue en el centro de Manacor a pesar de las diferentes medias emprendidas por el alcalde Antoni Pastor y su equipo de gobierno que ha mantenido diversas reuniones con los propietarios de los locales en un intento de conciliar el ocio con el descanso de los vecinos.

Para muchos padres de familia, sin embargo, la oferta de ocio para los jóvenes en el propio centro de la ciudad es muy positiva puesto que así sus hijos no cogen el coche para dirigirse a otras zonas de pubs y discotecas.

Enlace : www.elmundo-eldia.com/2008/05/27/part_forana/1211883977.html

Tipos de Sonómetros

Salud y ruido